Tecnologías Disruptivas

Tecnologías Disruptivas saul ameliach

Saul Ameliach Orta “Tecnologías Disruptivas”

Clayton M. Christensen, profesor de Harvard Business School, acuñó el término tecnología disruptiva. En su libro bestseller de 1997, “The Innovator’s Dilemma”, Christensen separa la nueva tecnología en dos categorías: sostenida y disruptiva. La tecnología sostenida se basa en mejoras incrementales a una tecnología ya establecida.

La tecnología disruptiva carece de refinamiento, a menudo tiene problemas de rendimiento porque es nueva, atrae a un público limitado y puede que aún no tenga una aplicación práctica probada (tal fue el caso de la “máquina de habla eléctrica” ​​de Alexander Graham Bell, que ahora llamamos el teléfono).

En su libro, Christensen señala que las grandes corporaciones están diseñadas para trabajar con tecnologías sostenibles. Ellos sobresalen en conocer su mercado, en mantenerse cerca de sus clientes, y en tener un mecanismo para desarrollar tecnología existente. A la inversa, tienen problemas para capitalizar las eficiencias potenciales, los ahorros de costos o las nuevas oportunidades de mercadeo creadas por las tecnologías disruptivas de bajo margen.

Utilizando ejemplos del mundo real para ilustrar su punto, Christensen demuestra que no es raro que una gran corporación desestime el valor de una tecnología disruptiva porque no refuerza los objetivos actuales de la empresa, solo para recibir sorpresas desagradables a medida que la tecnología madura, gana una mayor audiencia y cuota de mercado, y amenaza el statu quo.

saul ameliach tecnologias disruptivas

Granjas de minería
Tecnologías  Disruptivas
Granjas de minería impactan por su magnitud
Tecnologías Disruptivas
Las granjas de minería de criptoactivos están en todas partes del mundo y hasta en los lugares más extraños. Mucho por sus condiciones económicas y climáticas que los convierten en zonas privilegiadas para el “cultivo” de los criptoactivos.
No es raro que una gran corporación desestime el valor de una tecnología disruptiva porque no refuerza los objetivos actuales de la empresa
Saul Ameliach Orta
Anuncios