Tecnología Blockchain “revolución industrial en la era digital”

saul ameliach - Tecnología Blockchain

Tecnología Blockchain 

La revolución industrial se abre campo en la era digital, muchas empresas están aplicando tecnología Blockchain en los avances innovadores; convirtiéndolos en potencia revolucionaria en la industria. Los continuos cambios; son cada vez más rápidos y profundos.

El impacto que esto ha generado en nuestra vida cotidiana; donde sin duda las tecnologías son mucho más palpables. Asimismo la forma tradicional de hacer muchas cosas, han llamado poderosamente la atención, como los expertos y organismos internacionales hablan constantemente del carácter revolucionario que a traído consigo la tecnología Blockchain considerado también contabilidad distribuida, teniendo parte en la definición como Internet de la confianza  o de los acuerdos, Internet 3.0 y 4.0.

Pensar en una ciudad moderna y que no traiga avances tecnológicos, no es algo muy coherente. La humanidad está en una constante evolución y hoy somos testigos de los nuevos recursos aportados y su profundo impacto en la funcionalidad de la tecnología Blockchain.

Blockchain “sistema de confianza cero”

En el año 2008, aparece la Blockchain como base de funcionamiento de la criptomoneda Bitcoin; esta misma surge como nuevo paradigma; enfocando mantener un registro constante en el registro de la transacciones de la red. Siendo además una tecnología inviolable por ninguna valoración humana.

La novedosa tecnología no requería una entidad central en la cual todos los participantes deben confiar; por su puesto, los participantes que hacen funcionar el sistema tampoco requerían una confianza mutua; por lo tanto no es necesario que se conozcan entre ellos. Sin embargo, el riesgo aumenta al haber en la red una cantidad de agentes maliciosos, siendo esto lo que hace que se considere como un sistema de confianza cero.

La Blockchain llega como una tecnología, que no puede ser fractura. Por lo tanto, supera la crisis de la confiabilidad de la moneda digital en el caso del Bitcoin, la nueva era económica en un mundo tan globalizado. Siendo esto los primeros cambios que aporta la tecnología.

saul ameliach - Tecnología Blockchain

Esta tecnología es capaz de ofrecer nuevas formas de lidiar acuerdos e incertidumbres para el futuro, protegiendo las garantías de ambas partes involucradas. Así también, permite realizar estos acuerdos de forma incensurables, inmodificables y autoejecutables; por lo que de igual manera se cumplirá a cabalidad los contratos ejecutados bajo esta tecnología.

La confianza es una de las piezas claves para impulsar esta tecnología; que sin duda será pionera en el desarrollo de nuevas economías y modelos de negocios.

Los métodos para desarrollar esta tecnología ya estaban puestas en la mesa; pero sin embargo no fue hasta el año 2008 cuando Satoshi Nakamoto, quien desapareció sin dejar rastro; lograr sin duda logra esta formidable combinación de diversas tecnologías. Así mismo, este logra generar optimizaciones para que sea factible manejar un sistema bastante formidable; basado en el equilibrio regulado por incentivos, que han llevado al Bitcoin y la tecnología de contabilidad distribuida Blockchain, a ser temas de ámbito tecnológico, financiero e incluso hasta políticos.

Blockchain protección de los datos

Es indudable que los resguardo de los datos y custodia de información; siempre ha sido un asunto delicado, de igual manera la integridad y correcto manejo de los registros. Esto suele referirse a la contabilidad del lenguaje de los negocios.

En este caso nos referimos a la contabilidad quien el primero al referirse a esta práctica y considerado padre de la contabilidad moderna fue a Fran Luca Pacioli en el año 1494 cuando dentro de un muy relevante y voluminoso libro 14 dedicó unas pocas páginas al tema. Así aparecieron por primera vez reunidos en una publicación; los conceptos de libro borrador, libro diario, libro mayor, cuentas de caja, cuentas de capital, balance, orden de pago bancario y resultados del ejercicio.

El impacto del Blockchain en la contabilidad es bastante considerable; ya que esta misma no permite que los registros puedan ser alterados en tiempo real, además de ello este incorpora un registro inmutable. Por lo tanto, se habla de contabilidad de triple entrada. Al ocurrir una transacción entre agentes comerciales, sus anotaciones deben ser simétricas; es decir, deben anotarse simultáneas y por igual monto.

El reto de las empresas

Las empresas enfrentan tradicionalmente enormes retos en la irrupción de nuevos competidores de productos y servicios disruptivos. Pero sin embargo, hoy día los modelos de negocio han cambiado satisfactoriamente; ya que los mismos son distintos a los tradicionales, y es por ello que llega la tecnología Blockchain, para ofrecer transacciones, contratos, acuerdos etc…inviolables que generan la confianza en los clientes.

La tecnología aporta nuevas formas de trabajar, de forma más segura y sobre todo transparentes generando confianza en los involucrados; empresa – cliente. La mayoría de las empresas  han apostado por el cambio y han puesto en marcha los micropagos evitando comisiones extras y/o intermediarios; de esta forma facilitan el soporte del control directo de producción y los problemas asociados con la entrega de la compra.

saul ameliach - Tecnología Blockchain

La tecnología Blockchain y/o contabilidad distribuida es eficiente y asequible. Por lo tanto dentro de los nuevos modelos de negocios; este elimina la duplicación de esfuerzos y reduce la necesidad de intermediarios. Así mismo no se considera vulnerable, ya que esta utiliza modelos de consenso encadenados para validar la información. En consecuencia, las transacciones son seguras, autenticadas y verificables.

Así también la tecnología Blockchain dispone de cuatro características que la definen con facilidad, como lo son:

  • Consenso: Para que una transacción sea válida, todos los participantes deben estar de acuerdo sobre su validez.
  • Identifica la procedencia: Los participantes saben de dónde proviene el activo y cómo su propiedad ha cambiado con el tiempo.
  • Es inmutabilidad: Ningún participante puede manipular una transacción después de haber sido registrada en el libro mayor. Si una transacción está en error, una nueva transacción se debe utilizar para invertir el error, y ambas transacciones son visibles.
  • Identifica la finalidad: Un solo registro compartido proporciona un lugar para determinar la propiedad de un activo o la realización de una transacción.
Anuncios

Tus dispositivos digitales podrían estar vigilándote

saul-ameliach - dispositivos-te-vigilan-3

Dispositivos como el Kindle ofrecen a su plataforma de mercadeo datos sobre el número de descargas de un libro en particular, ubicación de los suscriptores y tiempos en que éstos hacen sus lecturas y adquieren nuevos títulos. Ese tipo de esfuerzo podríamos catalogarlo de vigilancia
pasiva.

Tras las confesiones del contratista de la NSA Edward Joseph Snowden, la paranoia sobre la súper
vigilancia en dispositivos es global. Siempre hay un aquí y un ahora. Llega el día cuando la ciencia ficción deja de serlo. Citar a Julio Verne es un ejemplo manido, pero por popular, convincente. De la Terre à la Lune Trajet direct en 97 heures.

Tomamos como antecedente De La Tierra a la Luna, nombre con el que se conoció en español la
popular narración del gran visionario francés, publicada en forma de gacetillas en el "Journal desdébats politiques et littéraires", en 1865. En sus páginas se relató una hazaña espacial que 104 años después realizaron los astronautas Neil Armstrong y Edwin F. Aldrin , tras alunizaran a bordo del Módulo Eagle en el Mar de la Tranquilidad el 20 de julio de 1969.

El mundo ya está enterado de la posibilidad de que a través de las cámaras de tu teléfono
inteligente se marque un registro de lo que haces. Conocemos que los micrófonos pueden ser
abiertos remotamente para grabar las cosas que decimos, y además, cada una de nuestras
conversaciones de texto puede ser rigurosamente almacenada.

Nuevamente de la ficción saltamos a la realidad y muchos encontrarán justificación a sus manías persecutorias. Sin embargo es una verdad: Los objetos que te rodean podrían estar espiándote. ¡Te vigilan!

saul-ameliach - dispositivos-te-vigilan

Ya sea con fines de mercadeo o con propósitos de Seguridad Nacional, la Internet de las cosas ha
abierto una ventana a nuestra intimidad. Cada día los ciudadanos somos más vulnerables a
sofisticadas herramientas de control.

No obstante, el que una determinada mega tienda de lingerie desee saber qué tipo de pijama
prefieren las damas californianas para adecuar sus líneas de diseño, o si el Gobierno requiere
controlar la geolocalización de criminales sexuales, no debería generar alarmas a las libertades
individuales. Más bien este tipo de situaciones podría verse como algo relativamente benigno en
comparación con lo que pueden hacer los delincuentes si se apropian de nuestros accesos que
controlan nuestras “cosas en Internet”.

Muchos criminalistas aseguran que el grueso del trabajo que realiza un delincuente está asociado
a la vigilancia. Imaginen por un momento que los inescrupulosos puedan con antelación saber la
hora exacta en la que una familia enciende los rociadores para regar el jardín, o si estás dando órdenes de manera remota para prender las luces de tu casa.

Datos con ese nivel de sistematización transformarían a pequeñas bandas de “rateros” en unos dream teams de la mafia con la maniobrabilidad de “Ocean Eleven”, al punto de sintetizar en un pequeño dispositivo inteligente patrones que le permitan desvalijar tu hogar de manera eficiente y con el menor grado de transgresión.

saul-ameliach - dispositivos-te-vigilan-2

Quien acceda a datos ajenos podría caotizar la cotidianidad de la ciudadanía a tal punto, que los
decentes vecinos prefieran gastar pequeñas sumas para recobrar, por ejemplo, el servicio de
suministro de electricidad, debido a que algunos cibermaleantes hackearon su cuenta de pago a la
compañía eléctrica que bajo manipulación lo marca de manera reiterada como “moroso”.

Otro de los problemas que la criminalística analiza en delitos asociados a la Internet son los
Ciberacosos. Si un maleante con los conocimientos adecuados toma el control de tus dispositivos
inteligentes, se hará de un poder tal que podría usar tu privacidad como mecanismo de chantaje.
No habría secreto oculto, ni mentiras blancas, ni historias entre dos, todo se transformaría –de
acuerdo a la gravedad y los involucrados- en potenciales actos extorsivos que darían jugosas
ganancias.

Como dato relevante, una de las primeras regiones del mundo en el uso y adquisición de teléfonos inteligentes es América Latina, con la desventaja que además es la zona donde menos está desarrollada la legislación en torno a los delitos que se comenten a través de la tecnología.

En nuestra zona geográfica somos muy entusiastas con todo lo relacionado con la Internet o las
redes sociales, y esa obsesión ha llevado a que se cristalicen muchos casos de trata de personas, o
estafas con ofertas engañosas en medio de concursos de redes sociales. O lo más común, el
intercambio de dinero por un objeto ofertado que jamás llega a tus manos porque no se toman las previsiones necesarias.

Las situaciones antes descritas están presentes en muchas más acciones que ya están en las
instancias de la documentación y las personas pueden tener acceso a ejemplos de cómo los
dispositivos que usan han sido parte esencial en la perpetración de secuestros o pérdidas de
capitales.

Frente a este panorama es menester preguntarse si en la sociedad tecnificada en la que deseamos
vivir es ineludible lidiar con la inseguridad o si frente a la tecnología, nosotros como sociedad solo
hemos tomado el lado recreativo desconociendo que detrás de cada gran invención, hay zonas
oscuras que nos persiguen y tarde o temprano nos alcanzarán, si no nos hacemos responsables y
reflexionamos, por ejemplo, sobre qué es lo que estamos haciendo cuando le obsequiamos a un
preadolescente un smartphone en Navidad.